lunes, 18 de febrero de 2013

relacion entre cultura,ciencia y tecnologia

Ciencia Tecnología Sociedad y CulturaEl vertiginoso desarrollo científico-tecnológico del mundo actual está consiguiendo hacer realidad las fantasías de hace solo unas décadas, con un extraordinario potencial para la transformación de la naturaleza y la satisfacción de las necesidades humanas.
Dos realidades aparentemente contradictorias de la sociedad de cambio de siglo, que se intensificarán, sin duda, en el nuevo milenio, con la creciente globalización en el ámbito tecno-económico y la acentuación de las diferencias en la distribución del conocimiento y de la riqueza. La producción de energía, alimentos y bienes manufacturados, por ejemplo, ha sido objeto de un crecimiento inaudito en los últimos tiempos. Sin embargo, ese desarrollo también ha planteado importantes desafíos sociales, éticos y legales acerca de peligros radicalmente nuevos por su magnitud y naturaleza, peligros que no se circunscriben a un lugar geográfico, una clase social o incluso a la generación presente. La energía nuclear, la biotecnología o las tecnologías de la información han creado, en este sentido, para bien y para mal, un mundo nuevo y globalizado. Es un mundo de beneficios y riesgos globales, pero también de profundas asimetrías en la distribución de la riqueza, los costes ambientales y la apropiación del conocimiento científico.
Los logros y promesas de lo técnicamente posible no hacen sino revelar la injusticia de lo moralmente inaceptable; los desafíos globales parecen construirse sobre el desprecio a los problemas y privaciones locales
El segundo bloque es "Ciencia, tecnología y cultura". En la concepción popular, la ciencia sigue resistiéndose a ser entendida como parte integrante de la cultura. Sin embargo, su papel en la educación reglada y no reglada es cada vez más importante; y la alfabetización científica es un elemento indispensable para el desarrollo de una ciudadanía realmente participativa. Es una de las tensiones recogida por la temática de esta parte. En ella contamos con varios autores destacados. En primer lugar, Manuel Medina, Profesor de Filosofía de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Barcelona, defiende la necesidad de considerar a la ciencia y la tecnología como sistemas culturales. A continuación hallamos las contribuciones de Jorge Núñez y Cipriano Barrio, de la Universidad de La Habana y la Universidad de Oviedo - dos autores que trabajan en estudios CTS y comparten una formación disciplinar en química. Sus interesantes aportaciones desarrollan una reflexión en torno a la famosa distinción de C.P. Snow entre “las dos culturas”, la cultura científico-técnica y la cultura humanística. Por último, Guillermo Hoyos, conocido filósofo colombiano en la Universidad Javeriana de Bogotá, desarrolla una valiosa reflexión sobre el uso pragmático de la razón práctica, inspirada en la teoría de la acción comunicativa de J. Habermas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada